Posts tagged with: eu10es

¡Vámonos de fiesta!

No hubo noticias, pero sí flamenco con María Pagés y Tamara Rojo en el Real | netjcmv

Que no les engañen con sus trajes de gala o el glamur cañí (tan nuestro), pero mucho menos con palabras. Me refiero a términos como “una reunión muy en un clima constructivo”, “ahora o nunca”, “Europa se enfrenta a un gran desafío” y obviedades varias. Ayer no fue un día de noticias para la Unión Europea. Tampoco pasa nada, no hay que fatigar a la transparencia. Fue un día más bien para el postureo, para los cotilleos y para fraguar acontecimientos futuros.

-Preguntado por alguien que buscaba un “qué hay de lo mío”, Van Rompuy reconoció que no tiene ni idea de Cuba. A él que le registren, que sólo está en el cargo desde el lunes.

-Preguntado por una colega española que quizás piensa que por tener un 20% de paro España debe pasar palabra en temas económicos, Zapatero se molestó y sugirió antipatriotismo.

-Preguntado por su lugar central en el podio de Moncloa, Zapatero respondió diciendo que su corazón está a la izquierda. A Barroso, a la izquierda en el podio, le dio la risa floja quizás pensando si tiene corazón y a que lado.

-Preguntando en francés un periodista galo que considera un agravio a la diversiad cultural que no haya cinco lenguas de traducción (además del inglés) en encuentros de corresponsales europeos con Zapatero, fue respondido.

-Es de suponer que nadie le preguntó a Carl Bildt, ministro de Exteriores sueco, si tenía muchas ganas de flamenco.

-Es de suponer que la reina no respondió a gran cosa en ningún idioma.


El ‘otro’ presidente europeo

Así ve Javier Carbajo (El Jueves) a Sarkozy en esta foto premiada

Así ve Carbajo (El Jueves) a Sarkozy en esta foto premiada en el World Press Cartoon

Cuentan que a Nicolas Sarkozy sus seis meses frenéticos de presidencia europea, durante la segunda mitad de 2008, le supieron a poco. En cuanto se vio con un teléfono que no era rojo, pero que igualmente le permitía conexiones instantáneas con Washington o Moscú, elevó todavía más sus ansias de protagonismo y las fue saciando con una multiplicación de cumbres extraordinarias nunca vista antes. El mundo vivía una de las crisis económicas con pocos precedentes y el presidente de la República tenía poco tiempo para dejar huella.

Como seis meses pasan en un abrir y cerrar de ojos, tanteó a sus 15 colegas del euro para hacerse con una nueva presidencia, la del Eurogrupo, el foro informal de ministros de Economía. Ahora, en una de sus frenéticas jornadas donde tanto es capaz de anunciar un impuesto a Google como una multa a las interpretaciones más tradicionales y machistas del Corán, Sarkozy anuncia que quiere depreciar la cotización del euro frente al dólar, aunque sea a mamporrazo limpio, para mejorar la competitividad de las empresas europeas y acelerar el maltrecho crecimiento. Quiere un sistema multinacional de divisas y que el dólar siga de ser la moneda del imperio para convertirse en el de una provincia de una federación, es de suponer, gobernada por él mismo.

Mientras Zapatero logra sigilosamente un primer y discreto éxito en los primeros minutos de presidencia (el apoyo de 11 países a su orden europea contra el maltrato), Sarkozy acaricia su próxima cita con la historia del liderazgo planetario: su presidencia del G-8 y el G-20, en 2011. Herman Van Rompuy, al que su equipo de prensa graba, distraido, charlando con sus colaboradores flamencos en su nuevo despacho, bien podría estar preguntándose: ¿qué es una presidencia europea?


Lo que no es la presidencia española

Mister Bean se convirtió, por un día, en protagonista de la presidencia española de la UE

Mister Bean se convirtió, por un día, en protagonista de la presidencia española

Ya se habla de Europa. Aunque sea por un mister Bean al que una web inexperta no ha sabido parar. Muchos periódicos, radios y webs han intentado, con desigual éxito, explicar qué es la Presidencia del Consejo, por qué es (o deja de ser) importante y lo que supone para España. En base a lo escuchado/leído, voy a intentarlo una vez más, pero a la inversa:

1.- “España no está para dar lecciones a Alemania en economía”. Ni España ni ninguna de las presidencias pasadas. Nadie da lecciones a Alemania, que es quien más pasta pone para el presupuesto europeo.

2.-“¿Cómo va a asumir España, con un 20% de paro, la salida europea de la crisis?” El Gobierno no ha ganado una plaza en una oposición. La presidencia toca, es rotatoria y esta es la cuarta vez. No se renuncia a la Presidencia europea.

3.-“El paro deslegitima a España en materia económica”. La UE no tiene apenas competencias en empleo. Sí las tiene en supervisión y finanzas, donde la regulación de la última década (PP-PSOE) aplicada por el Banco de España es tomada a menudo como ejemplo.

4.-“Es la primera no-presidencia de la UE”. A España le ha tocado el diseño al completo del programa europeo del primer semestre. Dejará de presidir las cumbres de jefes de Gobierno y las de ministros de Exteriores, no el resto de reuniones.

5.-“Con Van Rompuy, la presencia de Zapatero será mínima”. Van Rompuy, discreto y sin amplia experiencia europea, coordinará la agenda y reuniones de las cumbres y será la cara visible, por lo que Zapatero perderá presencia en fotos. Sin embargo, quienes siguen decidiendo son los primeros ministros.

6.- “Con Ashton, la presencia de Moratinos será mínima”. Moratinos ya no presidirá los Consejos de Exteriores, sólo los de Asuntos Generales. Sin embargo, las cumbres (EEUU, Unión por el Mediterráneo, Marruecos, América Latina) en las que España tiene una implicación especial garantizan al ministro un semestre sin respiros.

7.-“Con el Tratado de Lisboa, la presidencia rotatoria pierde todo su contenido”. El tratado está en vigor, pero la Comisión en funciones y ni Ashton ni Van Rompuy tienen rodaje. La presidencia rotatoria española podrá aprovechar el carácter transitorio para influir.

8.-“La presidencia sirve a Zapatero para hacerse fotos y olvidar los problemas de España”. La presidencia es un arma de doble filo. Hay presidencias que elevan la popularidad interna (ejemplo:Francia) y otras que destruyen la reputación de un país y contribuyen a crisis de Gobierno (República Checa).

9.-“Al final, Zapatero hará lo que diga Sarkozy o Merkel”. Las cartas están marcadas y los países más grandes pesan más en las decisiones. Pero Sarkozy y Merkel también difieren, Brown tiene por delante una campaña electoral y una buena gestión puede hacer, de la conjunción de países medianos y pequeños, una fuerza decisiva.

10.-“La presidencia rotatoria no transfigura a la UE de la noche a la mañana”. En esto estamos de acuerdo.