El ‘otro’ presidente europeo

Así ve Javier Carbajo (El Jueves) a Sarkozy en esta foto premiada

Así ve Carbajo (El Jueves) a Sarkozy en esta foto premiada en el World Press Cartoon

Cuentan que a Nicolas Sarkozy sus seis meses frenéticos de presidencia europea, durante la segunda mitad de 2008, le supieron a poco. En cuanto se vio con un teléfono que no era rojo, pero que igualmente le permitía conexiones instantáneas con Washington o Moscú, elevó todavía más sus ansias de protagonismo y las fue saciando con una multiplicación de cumbres extraordinarias nunca vista antes. El mundo vivía una de las crisis económicas con pocos precedentes y el presidente de la República tenía poco tiempo para dejar huella.

Como seis meses pasan en un abrir y cerrar de ojos, tanteó a sus 15 colegas del euro para hacerse con una nueva presidencia, la del Eurogrupo, el foro informal de ministros de Economía. Ahora, en una de sus frenéticas jornadas donde tanto es capaz de anunciar un impuesto a Google como una multa a las interpretaciones más tradicionales y machistas del Corán, Sarkozy anuncia que quiere depreciar la cotización del euro frente al dólar, aunque sea a mamporrazo limpio, para mejorar la competitividad de las empresas europeas y acelerar el maltrecho crecimiento. Quiere un sistema multinacional de divisas y que el dólar siga de ser la moneda del imperio para convertirse en el de una provincia de una federación, es de suponer, gobernada por él mismo.

Mientras Zapatero logra sigilosamente un primer y discreto éxito en los primeros minutos de presidencia (el apoyo de 11 países a su orden europea contra el maltrato), Sarkozy acaricia su próxima cita con la historia del liderazgo planetario: su presidencia del G-8 y el G-20, en 2011. Herman Van Rompuy, al que su equipo de prensa graba, distraido, charlando con sus colaboradores flamencos en su nuevo despacho, bien podría estar preguntándose: ¿qué es una presidencia europea?


Desconcierto internacional tras una semana de presidencia española

La instalación de Daniel Canogar preside la amplia entrada al Consejo de la UE

La instalación de Daniel Canogar preside la amplia entrada al Consejo de la UE

El gafe de Mister Bean parece haber contagiado su mala suerte al Gobierno. Cuando se cumple una semana de presidencia española de la UE, la prensa internacional recoge el desconcierto, y quizás la impaciencia, sobre el desarrollo del programa del semestre español. El Financial Times, lectura de cabecera en Bruselas, arremete en un editorial contra una “España que tropieza” con gamberros informáticos tras la que se encuentra un programa “increíblemente anodino” y un 20% de paro, señala.

Los atrancos con la web de la presidencia, que habitualmente sólo usan periodistas, diplomáticos y algún que otro blogger, se resolvieron (parece) a primera hora de la tarde de este miércoles, el tercer día de trabajo real. Según el secretario de Estado para la UE, la web “siempre ha estado resuelta”.  Según Juan María Calvo, responsable de la página, “nadie pudo ver a ‘Mr. Bean’ en la página oficial”. Ha costado 800.000 euros, frente a los 700.000 de la web sueca (mucho más completa y moderna) y los 350.000 de la de la República Checa, que dirigía a la UE hace ahora un año.

“Donde la imagen de la cálida sonrisa de Zapatero tendría que haber tranquilizado a millones de europeos al estar en sus competentes manos, la web atacada mostró a un radiante sino peligrosamente incompetente Mr. Bean. ‘Hi There'”, recuerda The Guardian.

El escándalo informático deslució la presentación internacional de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, del “snack” del artista Daniel Canogar, que adorna ya la entrada del Consejo de la UE, la sede de los 27 en Bruselas. El artista, maravillado, agradeció ser el embajador español de la Cultura en el “Consejo de Europa”, pese a que la sede de esta institución de 47 países se encuentra en Estrasburgo.

Más allá de los pasillos todavía semivacíos de Bruselas, o de las redacciones periodísticas a medio gas, el primer escándalo de la presidencia amenaza por empañar el momento en el que realmente decida echar a andar.


Lo que no es la presidencia española

Mister Bean se convirtió, por un día, en protagonista de la presidencia española de la UE

Mister Bean se convirtió, por un día, en protagonista de la presidencia española

Ya se habla de Europa. Aunque sea por un mister Bean al que una web inexperta no ha sabido parar. Muchos periódicos, radios y webs han intentado, con desigual éxito, explicar qué es la Presidencia del Consejo, por qué es (o deja de ser) importante y lo que supone para España. En base a lo escuchado/leído, voy a intentarlo una vez más, pero a la inversa:

1.- “España no está para dar lecciones a Alemania en economía”. Ni España ni ninguna de las presidencias pasadas. Nadie da lecciones a Alemania, que es quien más pasta pone para el presupuesto europeo.

2.-“¿Cómo va a asumir España, con un 20% de paro, la salida europea de la crisis?” El Gobierno no ha ganado una plaza en una oposición. La presidencia toca, es rotatoria y esta es la cuarta vez. No se renuncia a la Presidencia europea.

3.-“El paro deslegitima a España en materia económica”. La UE no tiene apenas competencias en empleo. Sí las tiene en supervisión y finanzas, donde la regulación de la última década (PP-PSOE) aplicada por el Banco de España es tomada a menudo como ejemplo.

4.-“Es la primera no-presidencia de la UE”. A España le ha tocado el diseño al completo del programa europeo del primer semestre. Dejará de presidir las cumbres de jefes de Gobierno y las de ministros de Exteriores, no el resto de reuniones.

5.-“Con Van Rompuy, la presencia de Zapatero será mínima”. Van Rompuy, discreto y sin amplia experiencia europea, coordinará la agenda y reuniones de las cumbres y será la cara visible, por lo que Zapatero perderá presencia en fotos. Sin embargo, quienes siguen decidiendo son los primeros ministros.

6.- “Con Ashton, la presencia de Moratinos será mínima”. Moratinos ya no presidirá los Consejos de Exteriores, sólo los de Asuntos Generales. Sin embargo, las cumbres (EEUU, Unión por el Mediterráneo, Marruecos, América Latina) en las que España tiene una implicación especial garantizan al ministro un semestre sin respiros.

7.-“Con el Tratado de Lisboa, la presidencia rotatoria pierde todo su contenido”. El tratado está en vigor, pero la Comisión en funciones y ni Ashton ni Van Rompuy tienen rodaje. La presidencia rotatoria española podrá aprovechar el carácter transitorio para influir.

8.-“La presidencia sirve a Zapatero para hacerse fotos y olvidar los problemas de España”. La presidencia es un arma de doble filo. Hay presidencias que elevan la popularidad interna (ejemplo:Francia) y otras que destruyen la reputación de un país y contribuyen a crisis de Gobierno (República Checa).

9.-“Al final, Zapatero hará lo que diga Sarkozy o Merkel”. Las cartas están marcadas y los países más grandes pesan más en las decisiones. Pero Sarkozy y Merkel también difieren, Brown tiene por delante una campaña electoral y una buena gestión puede hacer, de la conjunción de países medianos y pequeños, una fuerza decisiva.

10.-“La presidencia rotatoria no transfigura a la UE de la noche a la mañana”. En esto estamos de acuerdo.


La nueva e inminente Comisión Europea

La última foto de familia, desfasada desde hace unos meses, con los comisarios que seguirán.

La última foto de familia, desfasada desde hace unos meses, con los comisarios que seguirán.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, lleva dos días reuniéndose con sus nuevos comisarios. Quizás explicándoles dónde está la máquina de café y a quién hay que llamar en caso de quedarse atrapados en el ascensor. Tras la designación por los 27 de su elegido, la distribución de las carteras es inminente, según confirmaron hoy varias fuentes. Reserva en todas las quinielas la cartera de Competencia para España y Joaquín Almunia, como supimos esta semana.

Será una Comisión más fuerte porque Barroso se crece en el nuevo mapa institucional, con un primer presidente del Consejo discreto, Herman Van Rompuy, y una Alta Representante, Catherine Ashton, sin experiencia internacional y que ha estado el último año a las órdenes del portugués. Será también una Comisión donde sólo habrá una renovación de la mitad de los comisarios (14 de 27), con una presencia femenina que se queda en un tercio de las sillas de honor de la institución, una más, pero lejos del 50/50 defendido por la vicepresidenta saliente, Margot Wallstrom.

El Berlaymont, sede de la Comisión | (kitty b wonderful)

El Berlaymont, sede de la Comisión | (kitty b wonderful)

Como siempre, los países grandes se llevan buenas carteras, aunque algunos mejores que otras. Salvo cambios de última hora, Alemania se llevará Energía, importante por las reformas a las que obliga el cambio climático y por la dependencia energética de Rusia, con quien Berlín tiene buenas relaciones. Italia seguirá en Transportes, Dinamarca se hará con Cambio Climático o Suecia con Medio Ambiente, mientras que Finlandia podría conseguir Asuntos Económicos, la actual cartera de Almunia.

Hoy, sólo Michel Barnier, el comisario francés, parece no tener cerradas sus competencias, deseoso como está Sarkozy de tener poder en la reglamentación de mercados financieros para luchar contra la supremacía de la City londinense.

Diplomáticos españoles aseguran, no sin cierto desasosiego, que la presidencia Española será ‘más corta’ por el retraso acumulado en el nombramiento de los comisarios, que minará la agilidad de una agenda europea diseñada por Zapatero pero que pocos todavía conocen con exactitud.

Todos los comisarios, incluida la británica Ashton, deben ser ratificados por el Parlamento, tras largas audiencias que en enero podrían tumbar a algún comisario. Sin ir más lejos, a Barroso sus señorías le obligaron a retirar a dos comisarios en 2004, entre ellos el extremista Buttiglione.


Noruega puede ser cálida en noviembre

Atardecer en la frontera ruso-noruega mientras patrullábamos el río Pasvik (Jonas Karlsbakk)

Atardecer en la frontera ruso-noruega mientras patrullábamos el río Pasvik (Jonas Karlsbakk)

Ahora que parece que vuelve la gripe A desde Noruega a amenazar la supervivencia de la especie, os dejo unas cuantos fotos y dos reportajes que hice a principios de mes en ese fantástico país en el que viví un año.

Estuve en Tromsø, que tiene la universidad más setemptrional del mundo. También tienen el Instituto Polar, base científica para expediciones (a picar hielo) a Groenlandia o las islas Svaldvard, donde los científicos están a punto de cortarse las venas por lo rápido que hace descender la superficie congelada el efecto del cambio climático.

Después visité Kirkenes, cerca de la frontera con Rusia, que también ‘patrullé’ en lancha con soldados noruegos (la foto es de ese día).

En fin: un poco de autobombo que esconda lo descuidado que he tenido este blog últimamente. Siempre tengo propósitos de volver en serio, pero a menudo me faltan fuerzas e ideas.

Aquí están los artículos, en su versión web y en pdf, que son mucho más bonitos. No cojan frío.

Transparencia a la noruega / Noruega ensaya la transparencia total con “porno-impuestos” (web) (pdf)
Noruega, la paradoja climática (web) (pdf)

Aquí las fotos