:::: MENU ::::

El día en que Merkel dejó de ser socialista

Merkel y Sarkozy, con Van Rompuy y Junker.

Radoslaw Sikosrski, el ministro polaco de Exteriores, pronunció la semana pasada un discurso en Berlín en el que aseguró que teme más la inacción de Alemania para poner fin a la crisis que sus decisiones equivocadas. El discurso fue muy celebrado por la prensa internacional, que reconoció el valor de Polonia, país clave de la Europa del este y presidencia de turno de la Unión Europea, para decir alto y claro lo que muchos piensan dentro de la eurozona.

Sin embargo, ayer las acciones pesaron más que las omisiones en la lista de pecados de Angela Merkel. La cumbre de Francia y Alemania deparó tres rectificaciones clave. La primera y más clara es la renuncia a que el sector privado contribuya en futuros rescates de la zona del euro renunciando a parte del retorno de sus inversiones. La idea fue una bandera de la canciller y le granjeó aliados insospechados: una buena parte de la izquierda europea. La intención era tan simple que caló hondo entre los ciudadanos: los bancos invirtieron en deuda griega a pesar de que el país se estaba endeudando peligrosamente, por lo que si Grecia quiebra, las entidades deben que asumir parte de las deudas. Merkel no se había vuelto socialista, sino populista, entre otras cosas porque los bancos alemanes (que reciben mucho más dinero público que el resto) estaban pringados hasta la médula en Atenas.

Ayer se revirtió esa idea, utilizada ya con Grecia y nacida de otro célebre encuentro de Merkel y Sarkozy, que quedará para siempre inmortalizado en las playas de la localidad francesa de Deauville. De nada sirven las rebajas, porque salvo una revisión a fondo del funcionamiento de los mercados financieros o una drástica reducción de la deuda pública, los especuladores siguen teniendo la sartén por el mango. La exigencia ayer olvidada de Merkel provocó una gran tormenta financiera porque los mercados interpretaron que el euro ya no pagaba sus deudas. Según ese razonamiento, Grecia es un precedente para otros países. La cumbre de Deauville marcó el inicio del contagio.

Merkel rectificó ayer también en cuanto al fondo de rescate. Sobre la mesa está de nuevo la propuesta de Sarkozy de dotar al nuevo mecanismo (que sucederá al actual el año que viene) de licencia bancaria para que pueda acudir como cualquier otra entidad al BCE y recibir el apoyo de un gigante que de momento sólo sostiene sin complejos al sector privado. La tercera rectificación es de Sarkozy, que aceptó las sanciones automáticas del Pacto de Estabilidad que en Deauville había conseguido neutralizar.

La refundación de Europa se basa en una enmienda a las propuestas de octubre de 2010 que sigue dejando para otro momento el gran reto: recuperar el crecimiento y el empleo. La austeridad, por sí misma, es una constante que todavía no ha convencido a casi nadie fuera de las salas de reuniones del nuevo directorio europeo. El comisario europeo de Empleo, László Andor, advierte este martes en su cuenta en Twitter de que endurecer las sanciones hasta hacerlas automáticas las convierte en “una broma”, porque “la unión económica necesita de un proceso de decisiones colectivo y democrático, que pueda responder a los retos”. Andor alerta de que la unión económica “por sí sola no salvará a la moneda única” ya que “la unión de deuda es necesaria” a través de eurobonos y un papel más activo del BCE. En este largo y costoso proceso de ensayo-error, la refundación de ideas que ayer exhibió el eje francoalemán podría no ser la última.


6 Comentarios

  • enricalacalle |

    Uno de los mejores economistas americanos que conozco dice que la pregunta universal relevante siempre es la misma ¿son estupidos o malvados? Si sabes cuál es la respuesta correcta encuentras el origen de todas las desgracias.

    En este caso, la cuestión es si las élites alemnas son malvadas o estúpidas. Realmente se hace dificil saberlo. Respecto a la deuda pública y al BCE tiene toda la pinta de malvada. Deja al BCE actuar lo justo para maneter bajo control a los paises del Sur sin romper el sistema. Con la idea de controlar su política han puesto al euro al borde del abismo.

    En cambio, si analizamos lo que pretenden hacer con ese poder, no está claro en absoluto que sean malvados. Puede ser peor, pueden ser estúpidos. Pueden que se crean que un ambiente de deflación europeo Alemania va a salir impoluta de las políticas de austeridad contraccionarias. Al fin y al cabo ellos salieron de la misma,se dicen. Olvidan que lo hicieron deflacionando con respecto al Sur y exportando con financiación ¿A quien exportaremos nostros? ¿A Marte? Porque a China y a los USA ni hablar, ya se encargaran con la impresión de todos los dolares que sean necesarios.

    Las políticas fiscales y monetarias propuestas en la cumbre son el suicidio económico de Europa y del euro a medio plazo. Y la destrucción del euro a corto si el BCE no imprime un billón de euros para comprar deuda e intentar parar la deflación http://bit.ly/qacbWd http://bit.ly/tUAgVg. Y si miramos el desaguidsado en su conjunto ya no te digo

  • Daniel Basteiro |

    Gracias por el comentario, Enric. Me cuesta creer que en Alemania haya tanto estúpido, pero es la única explicación para tanta decisión errática. Los malvados nunca deciden perjudicarse tanto a sí mismos.

  • enricalacalle |

    Malvados en unos puestos y estúpidos en otros? Una mala educación en macro también ayuda. Bueno, te continuaremos siguiendo (@kilocurie) http://twitter.com/#!/kilocurie para ver si con los pedazos que pillas en Bruselas podemos entender y explicar el dasaguisado mejor.

    Animos y se aprecia el curro, quedan pocos periodistas que se enteren e informen.

  • Espigador digital |

    Yo apuesto más por la estupidez, que, por supuesto, no excluye la maldad. Suelen ser buenas compañeras de viaje.
    Como una imagen vale más que mil palabras, os remito a la caricatura de http://elespigadordigital.wordpress.com de 2 de diciembre de 2011.
    Hoy 7 de diciembre, con las nuevas amenazas de Standard & Poor´s, resulta más fidedigna que una foto y os ayudará a medir el grado de estupidez y maldad de la canciller y de los que le siguen aplaudiendo como perfectos idiotas.
    Tarde o temprano tendrán que enfrentarse a los mercados o sucumbir ante ellos. De ser así, será una rendición sin condiciones y las consecuencias sencillamente tan imprevisibles como el enfrentamiento abierto que planteaba en “El Corriere della Sera” Monti.
    Grecia, de momento, ha recortado todas las partidas del presupuesto excepto las destinadas a armamento para Ejército y Policia. La noticia la ha remitido hoy a la mañana el matinal de Tele 5. No ha sido contrastada ni por el de TVE ni por el de Antena 3, pero… ahí queda ese aviso a navegantes.

¿Qué opinas?