El ‘otro’ presidente europeo

Así ve Javier Carbajo (El Jueves) a Sarkozy en esta foto premiada

Así ve Carbajo (El Jueves) a Sarkozy en esta foto premiada en el World Press Cartoon

Cuentan que a Nicolas Sarkozy sus seis meses frenéticos de presidencia europea, durante la segunda mitad de 2008, le supieron a poco. En cuanto se vio con un teléfono que no era rojo, pero que igualmente le permitía conexiones instantáneas con Washington o Moscú, elevó todavía más sus ansias de protagonismo y las fue saciando con una multiplicación de cumbres extraordinarias nunca vista antes. El mundo vivía una de las crisis económicas con pocos precedentes y el presidente de la República tenía poco tiempo para dejar huella.

Como seis meses pasan en un abrir y cerrar de ojos, tanteó a sus 15 colegas del euro para hacerse con una nueva presidencia, la del Eurogrupo, el foro informal de ministros de Economía. Ahora, en una de sus frenéticas jornadas donde tanto es capaz de anunciar un impuesto a Google como una multa a las interpretaciones más tradicionales y machistas del Corán, Sarkozy anuncia que quiere depreciar la cotización del euro frente al dólar, aunque sea a mamporrazo limpio, para mejorar la competitividad de las empresas europeas y acelerar el maltrecho crecimiento. Quiere un sistema multinacional de divisas y que el dólar siga de ser la moneda del imperio para convertirse en el de una provincia de una federación, es de suponer, gobernada por él mismo.

Mientras Zapatero logra sigilosamente un primer y discreto éxito en los primeros minutos de presidencia (el apoyo de 11 países a su orden europea contra el maltrato), Sarkozy acaricia su próxima cita con la historia del liderazgo planetario: su presidencia del G-8 y el G-20, en 2011. Herman Van Rompuy, al que su equipo de prensa graba, distraido, charlando con sus colaboradores flamencos en su nuevo despacho, bien podría estar preguntándose: ¿qué es una presidencia europea?


4 Comentarios

  • lomonosoff |

    Europa pudo haber tenido un papel hist’orico el de lograr un capitalismo menos salvaje, y una transici’on hacia lo que viene dentro de 50 a;os que es imprevisible.
    Pero se at’o con un cordel a usa, e incorpor’o republiquetas no sustentables a la ue
    y esta pagando sus consecuencias, luego de la aventura militarista de los radares en la rep checa y los cohetes en polonia contra iran ?, queda muy claro que la segunda guerra no les ha hecho todavia tomar conciencia, que eurasia, se hace con ellos o sin ellos. enemigos coloniales del mundo ‘arabe, aliados en las dos guerras completamente fabricadas dos vietnames modernos, siguen como si estuviesen en la guerra fr’ia mientras china rusia india y brasil buscan alternativas mas pragmaticas.
    el papel decisivo lo va tener alemania, a partir de su pol’itica este polichinela de zarkosy , va a quedar como un mal recuerdo.

  • emilio |

    Vaya por delante que Sarko no es santo de mi devoción, pero los que no somos expertos en economía no estamos seguros si “devaluar el euro frente al dolar” será políticamente correcto.
    Pero lo cierto es que no se nos dice toda la verdad sobre el euro: ¿favorece a Alemania y perjudica, por ejemplo, a Grecia? ¿Favorece a la grandes empresas y perjudica a las pequeñas? ¿ Favorce a ciertas actividades del sector terciario y perjudica a otras del primario y secundario…?
    Si EEUU pide una revaluación del yuan frente al dólar, por qué Sarko no puede pedir esta devaluación. A lo mejor, si se hicieran al mismo tiempo…

¿Qué opinas?