Una sesión especial

Barroso cuesta en un sello 5 euros junto al presidente de la Eurocámara | D. Basteiro (CC)

Barroso cuesta en un sello 5 euros junto al presidente de la Eurocámara | D. Basteiro (CC)

En Estrasburgo, en la sesión del Parlamento Europeo que acabó este jueves, se vendían sellos del reelegido Barroso y del nuevo presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek. Souvenirs de excepción para una sesión que será recordada, sin duda, por otros motivos:

-Barroso es reelegido. Llevaba años preparándose. Primero se ganó a los Gobiernos, que conforman la institución con más peso. Tanto Sarkozy como Merkel, representando a dos países que cuando se unen suelen ser imbatibles, consiguieron que Barroso fuera sensible a sus necesidades nacionales. Según los críticos de Barroso, el de nuevo presidente del Ejecutivo comunitario se plegó a los Gobiernos.

-Barroso sale reforzado tras no haber hecho lo suficiente para prevenir la crisis. Algunos hasta anuncian su voto a favor basándose en parámetros que le servían para criticarle. Su comisario de Mercado Interior, Charly McCreevy (o Charlie Champagne, según los periodistas irlandeses) consiguió no regular los mercados financieros durante cinco años, pese a la insistencia de la izquierda europea.

-Los socialistas europeos meten en la nevera su ideología (y sus posiciones durante toda la legislatura) y piden la abstención.

-Como consecuencia, una izquierda europea dividida y unos conservadores británicos y checos de perfil euroescéptico sellan la reelección de Barroso.

-El PSOE da una mayoría que ni Barroso esperaba, al darle la legitimidad del Tratado de Lisboa, el nuevo libro de instrucciones de la UE que entrará en vigor si los irlandeses votan que sí en el referéndum del próximo 2 de octubre. El tratado actual exige una mayoría de los votos emitidos. Lisboa exigirá la mayoría de los miembros de la cámara (es decir, 369 de los 736 totales), algo que Barroso ha conseguido aún sin hacerle falta.

-Algunos diputados socialistas por España rompen la linea de partido. El PSC lo anuncia, otros lo comentan discretamente.


2 Comentarios

  • jsanhermelando |

    Barroso merece estar en los sellos. Su hazaña es casi épica. Sin entusiasmar a casi nadie (ni a líderes conservadores como Sarkozy, que soterradamente hizo lo posible por boicotearle, ni a los propios eurodiputados populares, que aprovechan cualquier oportunidad para criticarle en privado) y generando un fuerte rechazo entre los grupos de izquierdas (daba lástima escuchar las justificaciones de los socialistas europeos para abstenerse, y más aún oir los argumentos de los españoles para votar ‘sí’, que no se creían ni ellos) logra una mayoría reforzada que le permite un segundo mandato cómodo.

    Reconozcámoslo: Visto que en realidad nadie le quiere, tiene mucho mérito lograr un respaldo tan amplio entre los líderes europeos y en la Eurocámara, dinamitando de paso al grupo socialista europeo.

    Y de paso revela otra vez las contradicciones y la falta de transparencia del proyecto europeo. Nadie ha explicado de forma convincente por qué Barroso merecía repetir, más allá de decir que era el único candidato.

¿Qué opinas?